Machu Picchu: La Ciudad Perdida de los Incas

 

La ciudadela de los Incas, llamada también la ciudad perdida, permaneció oculta por 400 años y fue descubierta recién en 1911  por el norteamericano Hiram Bingham.

 

 

 

 

 

Se encuentra a 100 km de la ciudad de Cusco, sobre la vertiende del Río Urubamba, en la cima del cerro Machu Picchu, que se encuentra sobre la ladera oriental de la cordillera de los Andes.

 

Su único acceso es por vía férrea desde Cusco hasta Aguas Calientes en un recorrido de 3 o 4 hs y desde allí se asciende en bus hasta la ciudadela en 20 minutos aproximadamente.

 

El nombre Machu Picchu proviene del quechua y significa “Montaña Vieja”. Fue declarada Patrimonio Cultural y Natural de la Humanidad en 1983 por la UNESCO.

 

El santurario tiene una superficie de 32592 hectáreas y  fue construído íntegramente en piedra por los Incas. Ellos utilizaron técnicas ingeniosas para lograr transportar las grandes moles de granito y luego darles forma de estructuras perfectas que además se adecuaban a la topografía y al paisaje.

 

 

Según investigaciones el fin de esta ciudadela era principalmente religioso, la ubicaron estratégicamente en la cadena  montañosa de carácter más sagrado para ellos, desde donde el movimiento de las estrellas y el sol se podían observar fácilmente.

El complejo arquitectónico se divide en 2 sectores principales:

Sector agrícola

Está conformado por más de 120 terrazas de distintas dimensiones cuya función principal era el cultivo y también la  contención de las erosiones que producían  las lluvias.

En este sector también encontramos recintos  que seguramente se utilizarían como graneros.

Sector urbano

Separada del sector agrícola por un perímetro se encuentran 172 recintos comunicados por escaleras. Cada uno de los mismos de distintas formas y tamaños de acuerdo a su finalidad.

Principalmente divididos en 3 sectores, uno dedicado a depósito, otro a fabricación y el último para viviendas, administración y actividades religiosas.

En este último sector se encuentran algunas contrucciones que vale la pena destacar:

 

El Templo del Sol, de forma semicircular y contruído sobre un bloque de granito macizo,  su parte inferior sirvió como mausoleo para albergar las momias de las autoridades principales.

 

 

Intitahuatana,  una pieza de piedra contruída con el fin de de realizar observaciones atronómicas, determinando los solsticios y equinoccios.

 

 

El Templo de las 3 Ventanas, de planta rectangular y 3 ventanas como lo anticipa su nombre, construído con enormes piedras finamente esculpidas  y milimétricamente unidas al resto.

 

El Templo principal: Muy cerca del Templo de las 3 ventanas , tiene forma rectangular y solo tres paredes de  11 metros de largo por 8  de ancho y casi 1 metro de espesor. Al pie de la pared principal   una piedra esculpida era el altar del Templo.

Acompañando estos importantes edificaciones hay plazas. La de mayor dimensión es la plaza central, la cual cumplía funciones religiosas y sociales.

 

Desde la ciudadela, al norte, se logra ver un Cerro más alto, es el Huayna Picchu o “Motaña Joven”. Se encuentra a 2667 metros sobre el  nivel del mar y además de su belleza natural, también allí se pueden encontrar restos arqueológicos.

Se accede al mismo por un camino realizado por los propios incas que parte desde la plaza principal de la ciudadela Machu Picchu y va ascendiendo hasta la cumbre. En el  trayecto se pueden observar varios recintos sagrados como El Templo de la Luna, y terrazas construídas sobre el precipicio. Además desde arriba la vista panorámica es extraordinaria.

 

 

Para los viajeros que quieren disfrutar a pleno de Machu Picchu y que tienen la capacidad física necesaria para el recorrido, El Camino del Inca es la mejor opción para conocer a fondo el lugar y vivir una experiencia única.

El recorrido es de unos 4 días, se parte desde Cusco en bus, recorriendo el Valle Sagrado hasta el Km 82, Piskacucho, donde comienza el recorrido a pie.

El primer día se llega hasta Yumkachimpa donde se arma el campamento para pasar la primer noche. El segundo día comienza el trekking hasta la zona más alta del  recorrido pasando por el abra de Warmiwañusca a 4200 metros sbre el nivel del mar y se llega a campamento por la noche a Runkurakay.

El tercer día antes de partir se visita el complejo arquelógico del mismo nombre, el Sayacmarka y el Huiñay Huayna donde se acampa en el atardecer.

Al cuarto día ya muy cerca de la ciudadela de Machu Picchu se sigue con la caminata hasta llegar a la entrada de la misma, Intipunko, y a partir de allí se realiza la tradicional visita al complejo finalizando al terminar el día con el regreso en Tren a Cusco.

 

 

Es importante informarse antes de realizar este recorrido de los servicios incluídos y de las cosas necesarias para llevar. (no puede faltar ropa y calzado cómodo y adecuado para el clima de la montaña, lentes de sol, protector solar y agua ) .La mayoría contrata porteadores que llevan el equipaje más pesado.

Además de noviembre a marzo es la temporada de lluvias, y de abril a octubre la época seca. Se recomienda viajar en los meses de mayo y junio cuando no es temporada de lluvias y el clima es mas benigno.

 

Disfrute de la fuerza espiritual y la singular armonía de Machu Picchu!!

 

 

Links relacionados:

Centenario del descubrimiento de Machu Picchu

Lima: Ciudad de los Reyes

Cusco: El Valle Sagrado

 

 

2 thoughts on “Machu Picchu: La Ciudad Perdida de los Incas”

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>